julio 28, 2013

HE LEÍDO

 


LAS LUCES INTERIORES

Karmelo C. Iribarren
Editorial Renacimiento 2013

Karmelo C. Iribarren nos presenta su nuevo libro de poemas Las Luces Interiores, versos que siguen teniendo un rasgo común al de sus otros libros. Es un poeta que casi siempre habla de los mismos temas pero de una forma nueva, como si fuera la primera vez que lo plasma. Otra vez el amor, la pérdida, la derrota, alguna victoria. Habla la memoria y lo que esconde, las rutinas, la lluvia y el mar que no cesa en sus libros. Secuencias cotidianas de la vida, de cualquier vida.
Poemas marcados por cierta austeridad, también por la belleza que otorga lo natural, lo simple, deshaciendo todo tipo de artificio. Aparecen figuras tristes, personajes ‘asíntotas’, paisajes en blanco y negro que se pierden por la carretera infinita de la vida y sus curvas, con sus baches, sus direcciones prohibidas, con tramos cortados, con túneles de luz fundida. Nostalgia de lo que pudo ser y aceptación de lo que es. Sombras que se reflejan en cualquier escaparate, en el espejo y devuelven una visión, real pero equivocada. Mirar hacia delante, sólo un paso más al frente y luego uno tras otro.

Dos poemas:

EN EL ÚLTIMO BAR

Y qué pasó
entonces.

Pasó una mujer.

Pero qué pasó,

Que era
de las que nunca
terminan
de pasar.


UN DÍA BUENO

No somos más
que el tiempo que nos queda
caminando hacia el olvido
que seremos.

Es duro, pero es así.

El resto, literatura.

Lo mejor
es no pensarlo mucho:
seguir andando,
tomar cafés, enamorarse,
ver la lluvia…

julio 25, 2013

Poesía Japonesa

21 [173]*
Desde el primer día
que sopló el otoño,
ni un día ha pasado
que no esperara de pie
a orillas del río del cielo.

(Autor desconocido)

*Este poema inicia una serie de poemas sobre Tanabata, una leyenda cósmica proveniente de China sobre dos amantes, la hilandera (Vega) y el pastor (Altaír) que solamente se encuentran en el cielo una vez al año, el séptimo día del séptimo mes que en el calendario moderno equivale a septiembre). Tanabata continúa siendo un festival en el Japón moderno. En el Kohinshu, la serie comienza con este poema (173) y termina con el poema 183, en total 11 poemas, de los que aquí se han traducido cinco, intentando conservar la progresión de la serie completa. Este primer poema está escrito en la voz del pastor.

22 [174]
Barquero de la orilla
del río del cielo,
si mi amor
llegara a cruzar
¡esconde los remos!*

Este segundo poema está escrito en la voz de la hilandera.

23 [176]
Querer y querer
y esta noche es la noche:
Ojalá que la niebla
cubra el río del cielo
y nunca amanezca. *

Este podría ser cualquiera de los dos, aunque la interpretación más usual es que es la hilandera.

24 [177]
En el reino de Kanpyo, en la séptima noche, cuando el Emperador ordenó a los hombres del palacio que ofrecieran poemas, hubo alguien que no conseguí componer, y (Tomonori) compuso en su lugar.*
Buscando el vado
entre las olas blancas
del río del cielo,
y sin que pudiera cruzar
llegó el amanecer.

(Ki no Tomonori)

*Era la costumbre tener a poetas profesionales en reuniones de poesía, por si a alguno de los presentes le faltaba la inspiración. En el poema Tomonori se burla ingeniosamente se la persona que no ha conseguido componer.

25 [182] Compuesto al amanecer de la séptima noche

"Ya es la hora",
y al momento de partir
aún antes de cruzar
el río del cielo
tengo las mangas mojadas.*

(Minamoto no Muneyuki)

* "Mangas mojadas" es una forma convencional de decir que alguien está llorando. Con este poema, en voz del pastor, acaba la secuencia de Tanabata. 

julio 22, 2013

Al igual que muchos otros fotógrafos, comencé a hacer fotografía porque quería documentar aquello que contribuye a la esperanza […] Sin embargo, a lo largo del camino la cámara captó también pruebas en contra de la esperanza, y al final concluí que también eso formaba parte de las imágenes si quería que fueran veraces y, por tanto, útiles.

Robert Adams (Orange, Nueva Jersey, 1937)

 

julio 19, 2013

La casa,  mi casa, el vacío encallado, el barco bacaladero en que nos hemos quedado para siempre. Porque vives otras casas, las amueblas, las habitas, y algo te dice que no son tu casa. Entras y sales en ellas. Pero un día encuentras la casa, tu casa, la que te esperaba, esa que teje enseguida en torno a ti su silencio, sus sombras, su polvo, su tiempo, y de la que ya no vas a salir nunca, a la que volverás siempre. La casa que empieza a cerrarse como una tumba en torno a ti. Cómo se adensa la casa, navío encallado, carabela varada, buque fantasma en los mares del Norte, orientada siempre hacia el Norte, efectivamente, con frío y sombra. La casa, las paredes, los cuadros, mis retratos, los libros, el rumor de la nevera, hielo sagrado del hogar, motor de la vida, hélice polar del barco helado, telas de la costumbre, vidrios del día, cerámica del pasado, maderas de la constancia. Viaja la casa, no se está quieta, en realidad, un día da su proa a soles vivos y otro día a mares del cielo, oscuros y perdidos. Adónde va la casa, adónde nos lleva, tan lenta... (...)

FRANCISCO UMBRAL
Fragmento de Mortal y Rosa

julio 15, 2013



Conservar algo que me ayude a recordarte, sería admitir que te puedo olvidar.

William Shakespeare

julio 13, 2013

Cada persona que pasa por nuestra vida es única. Siempre deja un poco de sí y se lleva un poco de nosotros. Habrá los que se llevarán mucho, pero no habrá de los que no nos dejaron nada. Esta es la prueba evidente de que dos almas no se encuentran por casualidad.
Jorge Luis Borges

julio 11, 2013

Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida 2013

 Me voy de teatro... al clásico de Mérida... la obra elegida



Fuegos 

Del 10 al 14 de julio

A partir de la obra homónima de Marguerite Yourcenar. Colección de monólogos proferidos por figuras inspiradas en el mundo clásico que tienen como elemento unificador una serie de interludios en primera persona y donde la voz íntima de Yourcenar se revela de manera más clara y sin pudor. En Fuegos, la autora muestra sin ninguna vergüenza la herida  abierta de su decepcionante historia de amor  con el joven editor y autor André Fraigneau. 


REPARTO
Carmen Machi
Nathalie Poza
Cayetana Guillén Cuervo
Ana Torrent 

CUADRO ARTÍSTICO TÉCNICO

Dramaturgia: Marc Rosich.
Dirección: José María Pou

julio 08, 2013

HE LEÏDO




No me cuentes tu vida
Luis García Montero
Editorial Planeta, 2012

Luis García Montero, nos narra la historia de un padre y un hijo, que por sus grandes diferencias su relación no es buena. El padre (Juan), comienza a escribir en un cuaderno la historia de su vida, la que su hijo (Ramón), no quiere saber, no le apetece escuchar, la que le aburre, la que después leerá y le hará entender mejor las ideas del padre. No me cuentes tu vida, es la historia de una vida, de ese padre, de su generación, de sus ideas e ideales, de los sueños. Los personajes secundarios son de origen rumano, incluso los personajes parejos al protagonista, como lo es su mujer (Ana) también es rumana y de padres emigrantes.  A través de la narración que le va contando al hijo tira del argumento político, del exilio y de la transición en los dos países donde se desarrolla la historia, España y Rumania. La lucha de su pasado, del pasado de muchos, para levantar una nueva sociedad basada en la libertad y la igualdad.
Existen pocos diálogos en la novela. Narrada en primera persona a través de los flas back y de los pensamientos, incluso en el monólogo interior. El lenguaje es muy cuidado y tiene rasgos poéticos en varias partes de la narración.  
Es una novela que a ratos pierde el interés, lenta en algunos recorridos que se alargan sin llegar a decir nada nuevo y ralentizan la trama sin ningún objetivo.

Dos fragmentos 

-El amor, me conmueve el amor. Me he educado en la fe política. Creo en el Estado, en los servicios públicos y en los derechos cívicos. Son mis mandamientos, Me identifico más con la política que con la caridad. Pero el compromiso político que conocí, la militancia en la que creía, se basaba en el amor, en la solidaridad, en la capacidad de compadecer, de padecer con los demás. Sin ese sentimiento, la política se queda hueca, una lucha por los cargos, ambiciones de poder. Eso es  lo que tenemos hoy, una patera con violadores. Y prefiero el amor sin política a la política sin amor.(…)


-La muerte debería parecerse a esto- me dijo Pedro Alfonso. El atardecer apagaba sus últimas horas en el horizonte. El coche rodaba hacia la oscuridad fundiéndose con la calma y la belleza triste del paisaje-. Una muerte así, quedarse dormido en un viaje infinito, sin sobresaltos, sin descomposiciones. Pasar de la vida al silencio, ser como la luz de un coche que sigue un camino eterno sin detenerse, con dirección a ninguna parte. No molestar, no recordar, ser una simple luz, pero seguir aquí, perdido por las carreteras.(…)

julio 04, 2013