octubre 09, 2011

NOBEL DE LITERATURA 2011 TOMAS TRANSTRÖMER


Tomas Tranströmer tiene dos pasiones en la vida: la poesía y la música. Con la primera ha construido un mundo donde la realidad carece de sentido, pero hace sentir la fascinación de existir en ésta. Y por ese universo poético, condensado en una docena de libros y traducidos a 50 idiomas, ayer obtuvo el Premio Nobel de Literatura 2011.

El secretario permanente de la Academia Sueca, Peter Englund, al argumentar la distinción, dijo que su obra “está llena de imágenes condensadas y translúcidas que dan un acceso fresco a la realidad”.

(La Crónica de hoy, seguir leyendo http://www.cronica.com.mx/nota.php?id_nota=609960)

Dos poemas:

HISTORIA DE MARINOS

Hay días de invierno sin nieve en que el mar es pariente
de zonas montañosas, agazapado en plumaje gris,
azul apenas un minuto, largas horas con olas como pálidos
linces, buscando en vano apoyo en las piedras de la orilla.

Un día como estos salen del mar restos de naufragio en busca
de sus propietarios, sentados en el bullicio de la ciudad, y
ahogadas
tripulaciones van hacia tierra, más tenues que humo de pipa.

(En el Norte andan los verdaderos linces, con garras afiladas
y ojos soñadores. En el Norte, donde el día
vive todo el tiempo en una mina.

Allí donde el único sobreviviente puede estar
junto al horno de la Aurora Boreal escuchado
la música de los muertos por frío.)

De su libro 17 poemas (1954)

DESPUÉS DE LA MUERTE DE ALGUIEN

Hubo una vez un choque
que dejó tras de sí una larga, pálida, reluciente cola de cometa.
Esto nos alberga. Hace borrosas las imágenes de la TV.
Sedimenta como gotas frías en los tubos de ventilación.

Todavía se puede esquiar bajo el sol del invierno
entre sotos, donde aún cuelgan hojas del año pasado.
Parecen páginas arrancadas de viejas guías telefónicas
-los nombres de los abonados devorados por el frío.

Aún sigue siendo hermoso sentir el latido del propio corazón.
Pero a menudo la sombra se siente más verdadera que el cuerpo.
El samurái parece insignificante
junto a su armadura de negras escamas de dragón.

De su libro De Tañidos y Huellas (1966)

1 comentario :

Tesa dijo...

Espero con impaciencia buenas traducciones, para disfrutar de este poeta que no conozco.

De los que aquí expones, me quedo con los últimos cuatro versos me parece bellos y sabios.

Muchos besos, Ada