junio 29, 2011

HE LEÍDO

LA ELEGANCIA DEL ERIZO
Editorial Seix Barral
Muriel Barbery

Este libro nos hace ver que por muy solos que creamos estar nunca estamos solos y por muy inadvertidos que queramos pasar siempre hay alguien que nos ve y para el que somos importantes. Las amistades pequeñas y solitarias, de silencios y miradas pueden llenar muchos años y hacerse importantes, muy importantes y lo mejor de todo es que nada se espera y nada buscan.

Sipnosis:
En el número 7 de la calle de Grenelle, un inmueble burgués de París, nada es lo que parece. Dos de sus habitantes esconden un secreto. Renée, la portera, lleva mucho tiempo fingiendo ser una mujer común. Paloma tiene doce años y oculta una inteligencia extraordinaria, Ambas llevan una vida solitaria, mientras se esfuerzan por sobrevivir y vencer la desesperanza. La llegada de un hombre misterioso al edificio propiciará el encuentro de estas dos almas gemelas.
Juntas Renée y Paloma descubrirán la belleza de las pequeñas cosas. Invocarán la magia de los placeres efímeros e inventarán un mundo mejor. Este libro nos revela cómo alcanzar la felicidad gracias a la amistad, el amor y el arte.

Un capítulo:
DE UN PASILLO A LAS CALLES

¿Qué guerra es esta que combatimos, seguros de nuestra derrota? Aurora tras aurora, extenuados ya de todas las batallas que aún están por venir, nos acompaña el espanto del día a día, ese pasillo sin fin que, en las horas postreras, será nuestro destino por haberlo recorrido tantas veces. Sí, ángel mío, así es el día a día: tedioso, vacío y anegado en desdicha. Las calles del infierno no le son en nada ajenas; uno acaba allí un buen día por haber permanecido en ese pasillo demasiado tiempo. De un pasillo a las calles: entonces acontece la caída, sin sacudidas ni sorpresas. Cada día, volvemos a experimentar la tristeza del pasillo y, paso tras paso, seguimos el camino de nuestra lúgubre condena.
¿Vio él las calles? ¿Cómo se nace después de haber caído? ¿Qué pupilas nuevas sobre ojos calcinados? ¿Dónde empieza la guerra y dónde cesa el combate?

Entonces, una camelia.

3 comentarios :

Mos dijo...

Aunque no he leído el libro, sí he visto la película basada en él y me encantó. Por supuesto que siempre "gana" el libro pero fue de esas películas que se quedan grabadas mucho tiempo en la memoria.
Los tres personajes principales, maravillosos.
Buena recomendación, Ada.
Un abrazo caluroso desde mi orilla.
Mos.

Anaís dijo...

Una tarde de invierno, sentada a la mesa de la cocina, terminé de leerlo. Y lloré, lloré muchísimo. Qué hermosísima lectura, cuánto la disfruté. Este libro es una excelente compañía, una vacuna o un antídoto contra la soledad y la mediocridad que a veces nos circunda.

También coincido con la persona anterior: la película es interesante, emociona de verdad. Opino que fue una buena adaptación.

¡Saludos de orilla a orilla!

Tesa dijo...

Leí el libro y vi la película, me quedo con las dos experiencias, aunque recomiendo primero leer la novela.

Hubiera preferido otro final, pero la vida es como es...

La portera, la niña y el vecino japonés unos personajes para enamorar.

Es un libro de los que se recuerdan.

Antes de desconectarme unos días, Ada, te dejo muchos besos y un achuchón para Holly.