junio 12, 2011



Nunca como antes y siempre...

Nunca como antes y siempre
como antes. Son los lugares mismos,
la mano misma que te escribe. ¿El agua misma
la que corría entonces? Estas luces
de finales de mayo, son las del mayo aquel,
cuando entre los granados me dijiste:
Te quiero como nunca. Yo te dije:
No me hables de nuncas que no existen,
sino de siempres nuestros para siempre,
o quizá todavías que nos aguardan.

JOSÉ ANTONIO MUÑOZ ROJAS
Fotografía: María Jesús Silva

2 comentarios :

Mos dijo...

Qué efectivo es este poema. Casi es un haiku alargado, un micropoema de amores con todavías en el horizonte intentando que se conviertan en siempres.
Así debería tratarse al amor.
Un abrazo de Mos desde mi orilla.

Tesa dijo...

A mí mientras me hablen de amor que lo hagan como sepan, pero, por favor, que lo hagan.

Y que después me amen, no pido que sea para siempre, sino diá a día.

Un abrazo, Ada