noviembre 27, 2010

MARIAN RAMÉNTOL


EN CADA COLOR ABANDONADO

Hay un tiempo para los verdes que se pudren
y un compás para el amarillo de los locos.

En cada color abandonado,
una nota se reencuentra con sus muertos,
las calles abandonan su bozal, las ventanas
son el nuevo marco de los crucificados
que tienden los restos de sus pulmones al sol
y la palabra se hace carne lentamente
en el último andamio capaz de sujetar el mar.

MARIAN RAMÉNTOL
De su libro Los Muñecos diabólicos de mi caja de pájaros (IX Premio Vicente Núñez).

Imagen: Mujer perro, Paula Rego

3 comentarios :

trovador errante dijo...

Gracias Mª Jesús, tremendo poema. Creo que por ahí anda un verso mío también a "cada color que abandonamos".

Un abrazo,
Kike

Anónimo dijo...

Hay muchos tiempos, eso me parece, pero cual es el que buscamos?
Gran poema
A.

Cesc Fortuny i Fabré dijo...

Tremendo poema de tremendo poemario.
Por más que lo leo, me sigue sobrecogiendo.
Abrazos.