noviembre 30, 2010


Mi único deseo es entregar todo este amor que se acumula
y es entonces cuando salgo de mi habitación
y camino por una calle cualquiera de cualquier ciudad
y hace un día de perros
llueve frío prisa
y entro en una fiesta a la que a nadie conozco
cierro el paraguas me quito el abrigo
también el sombrero las botas de agua
y al primer desconocido que pasa a mi lado
se lo entrego sin decir una palabra
eso es lo que me pasa amor.

ÓSCAR AGUADO
Imagen: Humberto Rivas

1 comentario :

moderato_Dos_josef dijo...

Un precioso poema cubierto por una fina nostalgia de amor....
besos.