junio 08, 2010

ELÍAS MORO


Elías Moro (Madrid, 1959) ha editado los libros de poemas Contrabando (Editora Regional de Extremadura, 1987), Casi humanos (bestiario) (Germania, 2001), Palos de ciego (El Pájaro Solitario, 2002) y La tabla del 3 (De la luna libros, 2004). La Editora Regional de Extremadura le publicó en 2009 la antología En piel y huesos. Autor asimismo del volumen de prosas breves Me acuerdo (De la luna libros, 1999, en colaboración con Daniel Casado) y del libro de relatos Óbitos súbitos (Editora Regional de Extremadura, 2000). Reside en Mérida (Badajoz).

Dos poemas:

AMARILLO

en el desconsuelo de los actores,
en el ardimiento fugaz del azufre,
en la orfandad de la oropéndola,
en la quietud del mediodía,
en la extensión de los desiertos,
en la humildad silvestre de los lirios,
entre la agonía de los insectos.

******
AÑIL

en la determinación del huérfano de madre,
en el semblante vertical del hipocampo,
en la irreductible voluntad del cardo salvaje,
en el espíritu perverso del zafiro,
en la muerte repentina de las tardes,
en la precisión de los documentos de guerra,
en la torva despedida de los huéspedes,
por el enigma sin explicación del beso.

ELÍAS MORO
Poemas incluidos en el libro En piel y huesos, antología poética (Editora Regional de Extremadura; Mérida, Badajoz, 2009).

5 comentarios :

Perfecto dijo...

Buenos poemas, llenos de imagenes hermosas.

Un cordial saludo.

moderato_Dos_josef dijo...

Parece muy interesante. habré de leer más...
Por cierto, un placer visitarte.
Un abrazo de josef.

Elías dijo...

Estimada María Jesús (Ada):
Muchas gracias por tu generosidad al acoger mis poemas.

Nuestro querido Zoki ha hecho de "casamentero" con su cariño habitual.

Esta es la dirección de mi blog por si quieres echarle un vistazo:
http://eljuegodelataba.blogspot.com

Gracias de nuevo.

Abrazos.
Elías Moro

Ada dijo...

Hola Elías, te devuelvo la visita y me gusta, te añado a mi lista de blogs.
Gracias

autor dijo...

¡Qué alegría ver por aquí a Carlos Medrano! Un amigo recuperado en la distancia después de muchos años.
Y gracias de nuevo, Ada, por tu generosidad.
Correspondo en la misma medida, "echándote el lazo" en el mío.

Abrazos.
Elías