febrero 03, 2009

Desde mi ventana con Bashö

Ah... flor de la mañana...
Hasta tú me abandonas.














La primera nieve
la precisa, justo
para combar las hojas de junco.
















Bajo el mismo techo
durmieron las cortesanas,
la luna y la flor del trébol.



En su ausencia
hacinado de hojas
el jardín de los dioses.


Fotos: María Jesús Silva

8 comentarios :

BACO dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
BACO dijo...

Copos como pájaros.
Muy Tesa, este post.
Bexos
PD. Es el tercer intento de colgar un comentario

Ada dijo...

Gracias por la comparación, Baco, pero tú y yo sabemos que estoy a años luz de Tesa, no la llego ni a la altura de las uñas de los pies. Ella es única y magnífica haciendo esas composiciones.
Besos

Anónimo dijo...

Bueno,bueno, bueno. Còmo està Fuenla; dentro de nada va a parecer Sierra Nevada y te veo con los esquies saliendo de casa.
El que màs me ha gustado ha sido el ùltimo.
Besos

EVA

Tesa dijo...

Que lo que diga Baco, que sí, que están estupendas las fotos y las palabras se adhieren a la escena como copos de nieve.

Cuidado, que lo mío es contagioso.

Espero que se me contagie a mí tu sensibilidad y esa forma de mirar y hacer poesía casi de puntillas.

Cuando tengo el mar al lado, añoro la nieve.

Te enlazo para no perderte por la red.

Muchos besos, y Nina sigue como una rosa, aquí, a mi lado, tapadita con una manta como una castañera de las de antes.

Ada dijo...

Eva, lo de los esquies lo llevaría fatal, no sabes cuanto añoro el calor, quiero tener ya, pero ya, esos 40º a la sombra, que felicidad, y esas cañitas al atardecer y... bueno que te añoro y espero que en Roma no haga tanto frío.
Gracias por pasarte, un beso.

Tesa, me alegra que Nina este bien.
Jamás te alcanzaré, pero siempre me alegra seguir sorprendiendome con lo que haces, incluso lo deseo, logras ponerme los pelos de punta. Lo mio es sólo el esbozo "cutre" de una...¿aficionada?
Besos, yo tampoco pierdo tu referencia, ni siquiera se me ocurre.

Soledad Abril dijo...

Siempre es reconfortante encontrar a Bashó...su serenidad y templanza se transmiten instantáneamente. Gracias por no olvidarlo.
Soledad
http://soledadabril.blogspot.com/
Aquí dejo mi blog con atrevidos haikus. Un abrazo desde Argentina!

Ada dijo...

Después de leer a Bashö es dificil olvidarlo. Siempre encuentro un hueco para abrir su libro, siempre vuelve, siempre le espero.
Besos.