febrero 28, 2009

Hasier Larretxea

Hasier Larretxea nació en 1982 en Arraioz, en el Valle de Baztan, Navarra.




Actualmente vive en Madrid. Ha obtenido el primer premio en la modalidad de poesía con "Eguraldi lainotsua" en el certámen literario Ciudad de Pamplona (Pamiela,2001).

Ha publicado los poemarios:

"Bazaudete?" (Metaziri, 2003) y "Azken bala/La última bala" (Point de Lunettes, traducción de Angel Erro, 2008). Premio Francisco Ynduráin de las Letras para Escritores Jóvenes 2008.

Hasier es una persona tímida que grita con voz fuerte y dura, que lo hace en forma de poemas y sus versos se clavan muy adentro, dejan un rastro infinito del que ya no hay forma de deshacerse. Nos muestra un presente que arrastra un pasado turbio, oscuro, sin una firmeza personal para ser, pero hay una luz, una puerta entreabierta como promesa de futuro.
Siempre que le veo me queda la sensación de que hemos hablado poco, el tiempo corre y pone sus límites y otra vez nos despedimos. Tenemos pendientes un montón de horas para seguir descubriéndonos y un sueño.


Poemas:

Si no hubieras hecho
lo que hiciste…
No tendría que recorrer cada semana
tantos kilómetros.
No sentiría tanto miedo
cuando en casa tu padre
me da un guantazo.
No lloraría tanto por ti.
No me aguijonaría
tan profundo el dolor.
Tomaríamos juntos un chocolate
esas lluviosas tardes de domingo.
Me acompañarías a comprar ropa.
Te enseñaría a cocinar,
para encandilar con una cena a Amalur.
Si no hubieras hecho
lo que hiciste…
Estarías con tu hijo Ihart
jugando cada día,
podrías acariciar cada día a Amalur, tu mujer.
estarías con tu padre Juankar, conmigo,
con tus tíos, abuelos y amigos.
Próximo.
Más cerca.
Si no hubieras hecho,
lo que hiciste…
Tendrías todo lo que quisieras.

Insúltame.

Golpéame.
Escúpeme.
Grítame.
Hazme
lo que tan bien sabes hacer.
Porque es lo único
que sabes hacer.
Meterme miedo.

Al parecer somos el pueblo más viejo de Europa.

Y el único que, para seguir viviendo, mata.
Ese parece ser nuestro hecho diferencial

No puedo dejar de llorar.

Y si por cada muerto
lloro,
espérame sentado.
Que llegará el diluvio


Voy buscando mi conciencia particular.

Ese espíritu de libertad.
Y no, no necesito
ni guías,
ni mapas,
ni dogmas,
ni doctrinas.
La palma de la mano
es mi única brújula

Quema un autobús.

Quema un cajero.
Quema una papelera.
Quema, quema.
Quema todo un barrio.
Un pueblo, una ciudad.
Un bosque.
Antes de que también tú te quemes en ese fuego.

Hasier Larretxea

De su libro: La última bala (Point de Lunettes 2008)


Datos y foto facilitados por el autor
http://espinasdorsalesyencajes.blogspot.com/ http://silogismosvertebrados.blogspot.com/

6 comentarios :

anaïs dijo...

Increíble.

Ada dijo...

anaïs, si te ha gustado esta muestra deberías leer todo el libro, una pasada.
Besos.

mos dijo...

Qué interesante, Ada.
Es como un mazazo en las conciencias. Poesía dura y realista que te atrapa y te absorve.
Sentimientos desbordados, versos contundentes. Pura realidad.
Un abrazo de Mos desde la ESFERA.

Ada dijo...

Pues sí, Mos, parece que todos sabemos de qué nos está hablando.

Creo que además la poesía de Hasier es apasionada y es esa pasión la que nos conduce a seguir leyendole y descubriendo.
Besos.

Corto Maltes dijo...

Este poemario es algo ¡extraordinario!.
el corazón joven y valiente,se vuelve sabio. Su justicia le da verdad, su verdad belleza, y viceversa. El poeta se abrió y dejo pasar el rayo.

zUmO dE pOEsÍa dijo...

Recorremos múltiples blogs para nuestro "Zumo de Poesía", y entre ellos figurará éste. Un cordial saludo.

EMILIA ALARCÓN
zumo-de-poesia.blogspot.com