junio 12, 2009

JUAN MARTÍNEZ DE LAS RIVAS

La editorial Acantilado acaba de editar la primera novela de Juan Martínez de las Rivas (Buenos Aires, 1957), antiguo miembro de CLOC, grupo de escritores surrealistas, y actualmente médico en Ávila. El libro se titula Fuga lenta y ha sido resumido con exactitud en su contracubierta: “Fuga lenta nos habla de la educación sentimental de Juan, que es la de toda una generación, en el momento decisivo del cambio a la vida adulta. Veremos desfilar así los altibajos de una familia venida a menos, el colegio, el internado, el primer amor y todo aquello que nos conforma. Con claridad y precisión narrativas, la mirada del niño descubre el mundo y nos lo ofrece con transparencia. Alejada del rencor y del resentimiento, la presente historia adquiere el valor inmutable de una honda verdad humana. Fuga lenta es un descubrimiento de primera magnitud en la narrativa española contemporánea”.



He aquí los dos primeros párrafos de la novela. ¿Cómo interrumpir la lectura de una obra literaria que comienza de esta manera?

“Mi padre, que en su juventud había sido un donjuán de categoría internacional y andanzas transcontinentales, solía quejarse de que mi familia, es decir, mi madre y mis abuelos maternos, había empantanado su prometedora existencia, su trayectoria de cazamillonarias talentoso. La decisión de casarse con mi madre, no la más rica pero sí la más ingenua de las candidatas, se había revelado desatinada a pesar de la concienzuda elección entre las herederas a su alcance. Erró la elección porque mi abuelo materno, que heredó una fortuna sólida, logró arruinarse sin que se le viera disfrutarla ni dilapidarla, para disgusto y sorpresa de mi padre, que gastaba con soltura y placer cada billete que caía en sus manos.

Mi abuelo materno era austero y frugal desde joven, y cuando, ya de viejo, agotaba el dinero heredado, pareció culminar una vocación de pobreza. Su ruina, disimulada por sus costumbres morigeradas, pasó por un tiempo a los ojos de sus parientes por una exacerbación de la tacañería que desde generaciones distinguía a los de su apellido. Como muestra de ese rasgo se contaba de mi bisabuelo materno que, tras regalar un sombrero viejo a un criado y descubrir luego que en cabeza ajena lucía menos ajado, le exigió que se lo devolviera”.

JUAN MARTÍNEZ DE LAS RIVAS

Primeros párrafos de Fuga lenta (Acantilado; Barcelona, 2009).

Foto: Monika Palomar.

2 comentarios :

Anónimo dijo...

En sólo diez años de existencia, Acantilado ha conseguido un catálogo de gran calidad. Vuelve a acertar. Juan Martínez de las Rivas, buen conocedor del idioma, tiene una prosa serena, incisiva, con un fondo de fina ironía. Altamente recomendable.

Anónimo dijo...

Esta novela biográfica o biofrafía novelada es una delicia. Estoy ya por las últimas páginas y me da lástima que se acabe. Juan Martínez de las Rivas es un gran escritor que combina la ternua con la ironía en una "novela de formación", donde el tema principal, creo yo, es la búsqueda del afecto y de la propia identidad.
Altamente recomendable.

Juan Gracia Armenáriz