marzo 26, 2009

CARLOS EDMUNDO DE ORY

Carlos Edmundo de Ory (Cádiz, 1923). En los años cuarenta creó, con Eduardo Chicharro y Silvano Sernesi, un movimiento vanguardista: el postismo. Vive en Francia desde 1955, y fundó el APO (Atelier de Poésie Ouverte). Sus obras más conocidas son: Metanoia, Energeia, Aerolitos, Música de lobos. “¿Queréis saber qué es la poesía? Uno de los caminos más rápidos es leer a Carlos Edmundo de Ory”, escribió el poeta y académico Pere Gimferrer.



Quince aerolitos:

- Un poema como el grito de un recién nacido.

- La monotonía fantástica de los bosques.

- Cambiar de nombre cuando se está enfermo.

- Prefiero la angustia a la sumisión.

- Pregunté a un niño de diez años: -¿Qué es para ti la inteligencia? / Me respondió: -La belleza del cerebro.

- Lo peor es cuando el alma se llena de hormigas.

- Atrapar los momentos más felices y cortarles las patitas.

- El grito, la cosa menos intelectual.

- La carcajada de un elefante.

- La modestia de los que duermen.

- En la aldea de mi alma a solas con la lluvia.

- El viento es Dios que pasa bailando.

- Los diez ojos de las manos del ciego.

- Yo soy el limpiabotas del verbo.

- Mis muletas: el espanto y el humor.

CARLOS EDMUNDO DE ORY

Del libro Los aerolitos (Calambur; Madrid, 2005)

4 comentarios :

Adolfo González dijo...

Todo un señor! Es mayor nuestro, pero ya se empieza a quedar chinorrín para los de su quinta.

Ada dijo...

Adolfo, pienso, como tú, que Carlos Edmundo de Ory es un gran poeta del que todos los amantes de la poesía tenemos que aprender y deberíamos leer. Quizá la palabra 'chinorrin' está lejos de definir el camino que ahora transita.
Saludos.

BACO dijo...

Gracias por el descubrimiento.
Lo apunto.

Adolfo González dijo...

Casrlos Edmundo de Ory no es para mí ningún descubrimiento...Sé recitar poemas suyos de memoria, así que declino el deber que me sugieres.

Te diré de otro modo lo que sucede:

Carlitos no ha salido nunca del reino de la inocencia, de la malicia inocente del Niño... Algo ha conservado puro en sí mismo, al contrario que otros poetas que se han ido pervirtiendo más con el paso del tiempo, con la vejez, y que luego buscan como locos su yo más puro, porque lo han perdido.

¿Así te gusta más? Decirte también, por si no lo sabes, que ahora ya sólo escribe, principalmente, aerolitos.