abril 07, 2009

GASTÓN BAQUERO

Gastón Baquero (Banes, Cuba, 1918 – Madrid, 1997) fue un poeta cubano fallecido en el exilio. Destacan sus obras Saúl sobre su espada (1942), Poemas escritos en España (1960), Memorial de un testigo (1966), Magias e invenciones (1984), Poemas invisibles (1991). Sobre su poemario Memorial de un testigo, dijo Francisco Brines: “Es uno de los mejores libros publicados en España en todo el periodo que va de la guerra a nuestros días”. Y Luis Suñén añadió: “Hay libros que nos salvan un día y nos acompañan siempre”.

Un poema:

LOS LUNES ME LLAMABA NICANOR

Yo los lunes me llamaba Nicanor.
Vindicaba el horrible tedio de los domingos
Y desconcertaba por unas horas a las doncellas
Y a los horóscopos.

El martes es un día hermoso para llamarse Adrián.
Con ello se vence el maleficio de la jornada
Y puede entrarse con buen pie en la roja pradera
Del miércoles,
Cuando es tan grato informar a los amigos
De que por todo ese día nuestro nombre es Cristóbal.

Yo en otro tiempo escamoteaba la guillotina del tiempo
Mudando de nombre cada día para no ser localizado
Por la señora Aquella,
La que transforma todo nombre en un pretérito
Decorado por las lágrimas.

Pero al fin he aprendido que jueves Melitón,
Recaredo viernes, sábado Alejandro,
No impedirán jamás llegar al pálido domingo innominado
Cuando ella bautiza y clava certera su venablo
Tras el disfraz de cualquier nombre.

Yo los lunes me llamaba Nicanor.
Y ahora mismo no recuerdo en qué día estamos
Ni cómo me tocaría hoy llamarme en vano.

GASTÓN BAQUERO

Poema del libro Memorial de un testigo (Madrid, 1966) incluido en el volumen Poesía Completa (Verbum; Madrid, 1998)

Foto: http://www.elpais.com/

2 comentarios :

Tesa dijo...

Tal vez el poeta, con un toque guasón, quiso conjurar con este poema el maleficio de los domingos, que según cuentan las estadísticas es el día donde "la señora Aquella" hace más visita con resultado fatídico.

Sea como sea, descubro de tu mano a este interesante poeta que tampoco conocía.

Ay cuanto me queda por conocer...

Muchos besos, Ada

Ada dijo...

Tesa, a mí también me queda muchísimo por descubrir y por conocer, créelo.
Besos.