abril 23, 2009

OTRO FINAL

Tu autopsia desveló
un tumor generalizado,
una gangrena avanzada
en los tejidos blandos,
una calcificación del corazón
con necrosis celular
y amputación de los deseos.

Ya no estás.

Ahora invento teoremas
para descifrar formulas
que ideaste para mí:
Geometría del desafecto.

Infectadas las heridas,
desordenado el amor,
recurro a suturas de emergencia
a cuidados paliativos.

No hay salvación
-dicen-.

No hay donantes de sueños.

Poema y foto: María Jesús Silva

12 comentarios :

Anónimo dijo...

ufff.






ya. los ojos se ponen como platos.


gsus

luisa dijo...

Muy bueno, Ada. Me llega la fase de "aceptación". A veces llega sin pasar por las demás fases. Tal vez la de "negociación" no estuviese en la lista o no hubiese nada que negociar. la muerte lenta y silenciosa es la peor, sobre todo cuando no hay donantes compatibles.

Un beso.

Andrés Portillo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Tremenda la imagen de la destrucción de los sueños, espero que si los has perdido puedas recuperarlos.
Abrazos.Aitana

Andrés Portillo dijo...

¡Tremendo, Ada! ¿Qué mundo es ese donde te pueden amputar los deseos y nadie es capaz de donar un sueño? Tal vez la muerte sea el consuelo.
Un beso

SONIA FIDES dijo...

Touche.

Un abrazo súper

BACO dijo...

Desgarro deslumbrante, my dark lady

Ada dijo...

Gsus, tus ojos en mi plato son lo mejor.

Luisa,no sé si es cuestión de aceptación o ¿sumisión?

Andrés,ese mundo anda cerca, pero sólo algunos tienen entradas. Tú no compres, vale?

Sonia, esa palabra es grande, no sé...

Baco, de luces apagadas se alimentan los desgarros, aunque quizá en ello esté la iluminación.

Gracias a todos.
Besos.

Tesa dijo...

Deslumbrante, terrible, pero deslumbrante este poema.

Deberías escribir o publicar, que puede que sí escribas, más a menudo, Ada.

No hay donantes, porque los sueños se autogeneran. Las heridas se curan aunque queden cicatrices. Peor lo tiene el desahuciado para el amor.

¡Feliz viaje! Pásalo muy requetebién, y ya nos contarás.

Un abrazo, Ada

Anónimo dijo...

Sé que mis comentarios no son tan poéticos como los del resto. Me ha impresionado que hayas sido capaz de utilizar palabras tan "feas" para transformarlas en un poema tan bonito y profundo. Yo siempre he pensado que eres un genio con miedo a romper la crisálida en la que se esconde.
Me ha encantado el poema (la foto parece una necrosis real, muy buena).

eva (pero hoy te escribo desde leganés)

mos dijo...

Ada, estoy de acuerdo con tesa en que deberías escribir más o al menos publicar más de lo tuyo para sorprendernos a los que pensamos que tienes mucho material oculto que tiene que salir a la luz.
En ese sentido, también suscribo las palabras de Eva que te conoce lo suficiente.
Desgarrador y sorprendente. Toda una necrosis que avanza hasta el fin de los sentimientos.
Un abrazo de Mos.

Ada dijo...

Tesa, no sé si me llego a creer lo que dices de la autogeneración de los sueños, más bien creo que aparecen algunos nuevos y que los que mueren lo hacen para siempre.
Estoy deseando poner el pie en tierras argentinas, ya te contaré.
Besos.

Eva, espero que disfrutes de tu corta estancia. La crisálida en algunos casos se hace de cemento y plomo, ya sabes.
Besos

Mos, gracias por acercarte, las necrosis son así, llegan al final y son irreversibles.
Besos.